Por el 8 de marzo, que permita cumplir nuestros sueños. Una mirada personal

Hoy, 8 de marzo de 2018, es un día especial para mí. Y como fundadora y presidenta de Inesdi no he podido resistirme a compartir mi visión. Probablemente toda mi vida profesional, y también personal, ha estado marcada por una lucha silenciosa para que mi género no frenase mis sueños.

Realicé una carrera, Económicas, que en aquel momento no era de “chicas” (por suerte hoy sí y el 58% de los universitarios ya son mujeres); tuve la suerte de ser directiva desde muy joven pero siempre me he sentido sola, entre colegas profesionales y en los comités ejecutivos (solo el 14% de los puestos directivos son mujeres), más tarde he podido ocupar posiciones en Consejos de Administración, y de nuevo me ha acompañado una soledad de género (las empresas de más de 250 empleados deben tener el 40% de mujeres en sus Consejos y solo lo cumplen el 11% de las empresas). Hoy soy emprendedora y empresaria, y de nuevo solo el 12% de las startups tienen una mujer como fundadora.

La entrada en vigor de la Ley de Igualdad en España, hace 11 años, no ha supuesto una gran mejora en la participación de las mujeres en los Consejos de Administración de las empresas y siete de cada diez empresas incumplen la Ley de Igualdad.

Pero la evidencia nos demuestra, como en muchos estudios, que las empresas con mayor número de ejecutivas son más rentables; por ejemplo, el Peterson Institute for International Economics demuestra que las compañía con al menos un 30% de ejecutivas tienen un 15% más de beneficios.

A nivel personal he tenido la suerte de equilibrar mi vida profesional y personal y he podido disfrutar, casi siempre, del modelo de vida que he deseado y soñado; gracias a muchas personas que han sido y son parte de mi vida, hombre y mujeres que me han ayudado a crecer, como mis compañeros de facultad, mis colegas y compañeros profesionales en las empresas en las que he sido directiva (como en el Grupo Planeta o el Deutsche Bank), mis queridos socios y maravilloso equipo de Inesdi e Íncipy que me acompañan cada día, especialmente Mireia Ranera, Carme María Martínez y Ana Sánchez-Blanco; y evidentemente el padre de mis hijos y toda mi familia,… y por supuesto mis hijos Pol y Carla que, a pesar de que la vida a veces nos ha puesto dificultades, me han inspirado y apoyan cada día.

 

Hoy, como empresaria, puedo decidir junto a mi equipo directivo y estoy orgullosa de estar rodeada de mujeres y hombres a nivel equitativo en todos los sentidos, bueno quizá un poco más de mujeres… Mis datos en relación a las mujeres son: un 71% del equipo de Inesdi e Íncipy; un 50% de mis socios; en Womenalia hemos ayudado a más de 30.000 emprendedoras españolas y a más de 42.000 mujeres que trabajan por cuenta ajena a conseguir sus metas; y también la de todos nuestros alumnos en Inesdi, donde el 69% son mujeres y, todos ellos, mujeres y hombres de Inesdiprofesionales digitales que hoy están liderando empresas y posiciones del siglo XXI y cumpliendo sus sueños.

Hoy es un día especial, porque es un día reivindicativo para reclamar la posición que nos merecemos en todos los estratos y sectores de la sociedad, para la igualdad de género en todos los niveles, porque -como dice mi socia Elena- el 2018 debe ser el año definitivo para acabar con la #brechasalarial y la #brechadirectivas e incorporar mujeres en Consejos.

 

Es emocionante ver que tantos hombres y mujeres vamos a reivindicar cambios rápidos para ajustar la desigualdad de género, cada uno de nosotros lo haremos como creemos o podemos.

Por un #8deMarzo que nos empodere para llegar a donde queramos llegar, y ¡que no se frenen nuestros sueños!

 

Por Joana Sánchez (@ejoana), presidenta de Íncipy e Inesdi

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *