¿Qué es CRO? Empieza a optimizar las conversiones de tu web

Inesdi blog | CRO

Por suerte o por desgracia el mundo del marketing está compuesto por miles de términos o abreviaturas que hacen poco comprensible la temática a los usuarios ajenos al sector. Incluso a veces los propios marketeros se pierden entre CPA, CAC, CTR, ASP, ROI,…  pero hoy hablaremos de un término fundamental que todos debemos conocer y tratar para mejorar nuestro sitio web, el CRO.

 

¿Qué significa CRO?

Son las siglas de Conversion Rate Optimization (Optimización del Ratio de Conversión). Es el conjunto de técnicas que tiene como objetivo el mejorar el rendimiento de tu página web en relación a la tasa de conversión, el proceso por el cual los e-commerce están aumentando sus ingresos 

gracias a la subida de compras en su web.

 

¿Por qué es importante el CRO?

Si mi página está bien posicionada y me llega bastante tráfico a mi web, ¿por qué no aprovecharlo? Tengo que intentar que la mayoría de la gente que entra en mi sitio acabe convirtiendo. A parte el CRO ayuda al SEO; recordemos que Google premia a las webs que son fáciles de usar, con una estructura clara y contenido equilibrado. Por lo que el SEO y el CRO se complementan mutuamente pero el CRO no es SEO.

En el otro lado de la balanza tenemos el tráfico de pago. Esta parte del marketing está empezando a crecer, lo que conlleva que sea un gasto cada vez más grande para el cliente. Y ya que estamos pagando por ese tráfico tenemos que intentar sacar el mayor ROI posible.

 

¿Conoces el proceso CRO?

El objetivo de este proceso es descubrir cuáles son los cambios necesarios en nuestra web para obtener la mayor ganancia posible con el menor esfuerzo. Los pasos a seguir son:

  1. Definición de objetivos y métricas – Una vez tengas claros los objetivos de negocio marcare qué métricas quieres conocer.
  2. Recopilación de datos – Mide toda la información del tráfico que llega a tu web; para ello, ayúdate de herramientas destinadas a esto.
  3. Análisis de los datos – Una que dispongas de todos estos datos, analízalos para reconocer fugas de usuarios y áreas mejorables.
  4. Formula hipótesis – Desarrolla hipótesis para la mejora de las pruebas a realizar.
  5. Diseños de tratamientos – Crea prototipos de los cambios que vas a llevar a cabo.
  6. Integra con la web – Implementa estos cambios en la versión alternativa de tu sitio web.
  7. Realiza pruebas – Empieza los test A/B controlados para conseguir resultados significativos.
  8. Aprendizaje – Analiza los resultados obtenidos, saca conclusiones, implementa y desarrolla nuevas hipótesis.

 

Cualquier sitio web debe de trabajarse de forma continuada para que su mejora sea constante.

 

Y volveríamos a empezar el proceso de CRO. Un sitio web no se mejora de golpe, se va mejorando poco a poco a base de test A/B. Por lo que no es algo inmediato sino que se irá mejorando con el tiempo. Cuando estés analizando tu sitio web tienes que tener en cuenta una serie de cosas:

  • Marca un objetivo por página, no tengas varios objetivos en la misma página de tu web. El usuario se perderá.
  • Utiliza Title que vendan, es una de las partes más importantes del CRO, para que el usuario tenga claro que le ofreces.
  • Haz llamadas a la acción, el usuario necesita un impulso para convertir. ¡Ayúdale!
  • Ten en cuenta los colores o el diseño de tu web, no confundas al usuario con las emociones que le puedas transmitir.

¿Tienes un negocio online? ¿Tienes un buen producto o servicio? ¿Tienes web con buen tráfico y no estás ganando dinero? Aún te queda mucho por hacer, aún te queda mejorar el CRO de tu web para aumentar la rentabilidad. ¡Trabaja el CRO!

 

 

Por Nazaret Nieto Galano (@nazaretnieto)

Nazaret es Digital Marketing en The Colvin Co y profesora asociada de Inesdi en Publicidad Digital. Experta en gestión de campañas de publicidad en Google Adwords, Facebook Ads, LinkedIn Ads y Twitter Ads. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *