Ciberseguridad y ciberinteligencia en las organizaciones

Inesdi | Ciberseguridad

Con la globalización, la digitalización y la conectividad organizaciones de todo tipo de sectores se enfrentan al reto de identificar y aprovechar las oportunidades que ofrece el salto al mundo digital. El auge de la dependencia tecnológica para el desarrollo normal de las actividades de las organizaciones ha abierto una ventana hacia ciberriesgos y ciberamenazas hasta ahora desconocida.

Las organizaciones están dedicando actualmente cada vez mayores recursos al examen detallista de su entorno y sus mercados en el ciberespacio con el objetivo de disponer de información de calidad que les ayude en sus decisiones estratégicas, tácticas u operativas, con tres objetivos fundamentales: prevenir riesgos y amenazas, minimizar el impacto de las acciones de otros actores o competidores y lanzarse a la conquista de nuevas oportunidades.

Los cimientos básicos en los que se concentraba una organización empiezan a ser incompletos, necesitándose de un mayor control del inestable entorno competitivo y unos métodos que abarquen nuevas áreas de conocimiento, como es el caso del ciberespacio.

 

“Es inevitable convivir con el enemigo, los riesgos y amenazas se van a materializar; es preciso desplegar medidas de ciberseguridad y ciberinteligencia”

 

Ya no es competente tener definidas las ventajas competitivas a defender, ni el seguir el horizonte de una estrategia fijada. Para poder competir con éxito en un entorno en continuo cambio es necesario explorar nuevas aproximaciones y modelos que den respuesta a las necesidades reales, es necesario desplegar capacidades de ciberseguridad como la flexibilidad, la adaptabilidad y la resiliencia, que deben ir acompañadas de ciberinteligencia como forma permanente de vigilancia digital y sistema de alerta temprana (SAT) como medida preventiva. Que permitan a las organizaciones ser conscientes del incidente lo antes posible y que el negocio esté preparado para resistir y mantener la actividad con la máxima normalidad a pesar del ataque. Esto se consigue con una revisión continuada de las ventajas competitivas, de los riesgos, de las amenazas, de las oportunidades y de la estrategia a seguir en cada una de las áreas de la cadena de valor de organización.

En un entorno dinámico y complejo como el actual, es obligatorio una gestión eficaz de la información que nos permita conocer los hechos precisos en el momento exacto y tener la capacidad de actuar sobre ellos. Por ejemplo un destacado campo de batalla actual son las fake news, el ransomware o el crime-as-a-service.

 

“La ciberseguridad no es un estado, es un proceso continuo que involucra a toda la organización”

 

La seguridad no es solo tecnología, no es un producto, es un proceso continuo. Contar con sólidos sistemas de ciberseguridad y ciberinteligencia no es hoy una opción, es una exigencia de todos: consumidores, inversores, reguladores y el conjunto de la sociedad. Y en su gestión deben implicarse todas las esferas de la organización.

 

La ciberseguridad y ciberinteligencia no es un gasto, sino una inversión. Hacer un traje a la medida después de evaluar las necesidades de información de una organización es sinónimo de rentabilidad y optimización de los beneficios a corto, medio y largo plazo.

 

“La necesidad de mejores profesionales en ciberseguridad, atraer y retener talento”

Se trata de un sector que cada vez requiere mejores profesionales, las personas, son el eslabón más débil de la ciberseguridad. No podemos estar totalmente ciberseguros a menos que utilicemos el “firewall humano”. El plan y la estrategia de ciberseguridad y ciberinteligencia de las organizaciones no puede olvidarse de las personas y debe girar en torno al concepto de “firewall humano”.

 

Los errores humanos que dan pie a los ciberataques siguen siendo demasiado elevados. Por ello, si conseguimos un elevado nivel de formación profesional y concienciación sobre los riesgos, amenazas y oportunidades entre los empleados, podemos contribuir a que se reduzca el número de ciberataques y sus posibles consecuencias. Es fundamental mantenerse actualizado y conocer los cambios que el sector en el que se trabaja. Esto requiere que las personas mantengan un proceso de formación continuo que les permita estar a la vanguardia de las demandas del entorno. Sobre todo el sector de la ciberseguridad destacada por las constantes investigaciones, innovaciones y cambios de leyes, que exigen mantenerse al tanto de cada variación que se produzca.

 

Inesdi es uno de las primeros centros de formación digital de referencia en ofrecer un Posgrado en Ciberseguridad profesional en la materia. Este enfoque nos permite obtener y aportar a nuestros alumnos un profundo conocimiento multidisciplinar de cada área del sector, para ofrecer a nuestros alumnos “ciberseguridad y ciberinteligencia” desde una perspectiva especializada, práctica y completa de valor sobre las cuestiones que les afectan. Contamos con la colaboración de una red global de expertos nacionales e internacionales del máximo prestigio, permitiendo un intercambio de ideas, talleres y una constante actualización de know-how.

 

 

Por Mikel Rufián Albarrán (@mrufian)

Director del Posgrado en Ciberseguridad en el campus de Inesdi en Madrid.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *