Cómo convertirse en community manager (y vivir de ello)

La figura de community manager es una realidad en 2020 y cualquier empresa necesita profesionales cualificados para gestionar su comunidad digital

 

Twitter es una plataforma con un gran potencial para que las empresas aumenten la conciencia y construyan su personalidad de marca en las redes. En los últimos años, grandes nombres como Netflix o Taco Bell se han hecho famosos en Twitter. Esto, gracias a sus ingeniosos comentarios e interacciones personales con sus seguidores.

Pero Twitter no es el único de los canales sociales que premia el compromiso de la audiencia. De hecho, el 83% de los consumidores en Facebook valoran la personalidad de la marca. Pero, ¿cómo pueden las compañías construir una reputación original?. Y, ¿cómo pueden moldear una imagen auténtica y que inspire confianza mientras mantienen una voz única?

Las redes sociales han transformado la relación entre los individuos y las organizaciones. Esto ha hecho que el papel de la gestión de la comunidad sea crucial. En pocas palabras, un community manager necesita gestionar la comunicación entre una empresa y su público. Y los expertos en marketing online bien lo saben.

¿Qué es un Community Manager?

Un community manager actúa como el enlace entre una organización y su público. Es la voz, el tono y el moderador de la marca a través de la distribución de contenidos y el compromiso digital para construir la presencia y la confianza de la marca, tanto on como offline.

Según Sprout Social, el 21% de los consumidores son propensos a comprar en aquellas marcas que son accesibles a través de las redes sociales. Este dato revela que es un elemento crítico de la estrategia de marketing. El puesto de community manager construye la personalidad de la marca y la confianza del consumidor. Esto, en última instancia, puede conducir a una mayor conciencia y a un mayor rendimiento de la empresa.

Pero, de todas formas, ¿qué es exactamente un community manager? En este artículo vamos a explorar las tareas relacionadas con el community management.

Cómo convertirse en un community manager

Los community managers provienen de diversos orígenes, desde periodismo hasta ingeniería. Ahora bien, el éxito en el puesto depende más de un conjunto de habilidades que de la disciplina de la cuál provengan.

En primer lugar, es importante que los community managers tengan conocimiento de la empresa. Deben confiar en su experiencia en la organización para dirigirse con confianza a su público. También deben aprovechar los recursos internos para manejar adecuadamente cualquier problema que pueda surgir.

Breve descripción de las tareas del community manager

  1. Fuertes habilidades sociales tanto online como en persona
  2. Sólida comprensión de la empresa
  3. Capacidad para la creación de contenido
  4. Conocimientos en relaciones públicas
  5. Conocimiento de las redes sociales
  6. Adaptabilidad

Para poder preservar la buena imagen de una organización, los community managers deben tener buenas habilidades sociales. Empatía, buena capacidad de escucha y adaptabilidad son cruciales para promover impresiones favorables de una marca.

Más allá de las habilidades interpersonales, los mejores community managers están investigan continuamente las tendencias y los temas de actualidad. De este modo, al estar más comprometidos con los últimos desarrollos de la industria, son más capaces de conectar con las audiencias relevantes y proporcionarles los recursos más actualizados y las mejores prácticas.

La adaptabilidad se entiende como una característica importante para el éxito. Esta afirmación tiene su razón de ser en que el oficio aún se está desarrollando. Y es que los community managers están creando sus propias descripciones de trabajo, debiendo ser flexibles para ajustarse a las nuevas tendencias.

En última instancia, los grandes community managers entienden que el suyo es un papel basado en el servicio al cliente. Esto conlleva la obligación escuchar activamente a los usuarios. Además, deben abordar sus preocupaciones, demostrar una auténtica presencia social y mantener relaciones productivas con los consumidores. En definitiva, ser un buenos seres humanos para su público en representación de la empresa.

¿Qué hace un community manager?

Los community managers son los encargados de gestionar la construcción y el mantenimiento de la comunidad de una marca, on como offline, y de la percepción pública. El trabajo requiere la participación de las audiencias en diversos medios, incluyendo foros online, plataformas de redes sociales, Slack o grupos presenciales para llegar a todas las audiencias allí donde se encuentren. Dado que los diferentes espacios digitales tienen culturas propias, los community managers deben ser .

Como community manager, todos sus mensajes, contenido y gestión de crisis a través de las redes debe ser rápida, consistente con su marca y empática para crear una comunidad fiel y satisfecha.

Las relaciones públicas son otro principio básico de la gestión y ampliación de la audiencia de una marca, ya que los community managers se comprometen con todo tipo de prensa, tanto positiva como negativa, generada sobre sus empresas.

La forma en que los community managers gestionan los asuntos legales o la prensa negativa puede separar a los buenos de los malos profesionales.

Los pasos en falso en este papel pueden hacer un daño irreparable a una marca, por lo que conectarse con los equipos legales y de relaciones públicas de su empresa puede ayudar a mitigar los problemas y asegurarse de que las respuestas están siendo adecuadas.

¿Cuánto cobra un community manager?

Según un estudio realizado sobre las ofertas publicadas en un conocido portal de empleo, el sueldo medio de un community manager oscila entre los 18000 y los 25000 euros brutos anuales.

Identidad y coherencia

Basándose en la utilidad de un conjunto de habilidades de relaciones públicas, los community manager deben estar atentos a la presencia de la marca de su organización y evaluar las posibles consecuencias de sus comunicaciones corporativas. La presencia de marca incluye la coherencia de la voz en todas las plataformas para mantener a la empresa en el camino en términos de conocimiento y compromiso del público objetivo. Los consumidores deben ser capaces de reconocer la voz de la marca a través de los pilares, ya sea que vean un post en Instagram o una pregunta en Quora.

Más allá de la interacción directa entre la marca y su público, los community managers también deben registrar e informar sobre el engagement. Otros equipos que crean contenido operan mayormente en el backend, así que es el community manager quien ve la respuesta de los consumidores. Pueden ayudar a rastrear si los seguidores están confundidos, o qué tipo de cambios están viendo dentro de las comunidades digitales.

Además, los community managers tienen en cuenta su público ideal, configurando el contenido y las comunicaciones para dirigirse al público adecuado en lugar de simplemente construir uno más ámplio.

Por último, los grandes community managers deleitan a su comunidad dando estímulos positivos a su público, por ejemplo a través de tarjetas de regalo o pequeños incentivos. Y, lo que es más importante, los grandes community managers abordan los problemas, los resuelven y envían compensaciones a los afectados.

¿Qué formación debe tener un community manager?

Como hemos mencionado con anterioridad, un community manager puede provenir de distintas disciplinas: desde periodismo a filología, pasando por ingeniería o filosofía. Pero, como en cualquier otro ámbito profesional, un community manager debe ser un profesional cualificado. No es suficiente con saber utilizar las redes sociales de manera personal.

En 2020, el communty management es una profesión consolidada y en Inesdi ofrecemos posgrados y cursos online orientados a tu preparación en el ámbito tanto de la comunicación como del marketing digital. Te invitamos a que les eches un vistazo pinchando en este enlace.

Por qué la opción freelance tiene sentido para los community managers

Como autónomo, la mayoría de los community managers ganan entre aproximadamente 12 y 35 euros brutos por hora, dependiendo de la experiencia, las funciones, las responsabilidades, y la importancia de la comunidad de los clientes.

Sin embargo, para la mayoría de las pequeñas y medianas empresas, esta gestión no es un puesto a tiempo completo. Eso significa que los community managers autónomos pueden trabajar fácilmente con múltiples clientes, lo que permite lograr dos cosas:

Suponiendo que se trabaje con clientes de diferentes industrias, se podrá desarrollar un conocimiento y una experiencia más amplios de la gestión, lo que aumenta el valor e, inevitablemente, significa que puede aumentar su caché con respecto a futuros clientes.

Además, se dispone de más tiempo para concentrarse en el desarrollo de habilidades adicionales, como la creación de contenidos, la elaboración de estrategias de redes sociales y la prestación de servicios relacionados.

Si tenemos en cuneta un promedio de 30 horas al mes por cliente, un community manager podría trabajar con hasta cinco clientes y eso supondría una jornada laboral de ocho horas diarias. Si hacemos cuantas veremos que el salario bruto no está nada mal.